Yoga para principiantes.

0
Yoga para principiantes.
Rate this post

Si recién está comenzando, o incluso está pensando en comenzar su aventura con el yoga, ha venido al lugar correcto. Aquí encontrará algunos consejos para tener en cuenta si una práctica nueva es brindarle alegría y satisfacción. Los consejos serán útiles para todos los yoguis principiantes.

1. Recordar sobre origen antiguo.

Los primeros signos de la práctica del yoga se remontan a más de 2.500 años. La acompañaron una profunda filosofía y aprendió a desarrollar personalidad, autoconciencia, fortaleza, perseverancia, compasión, paciencia y amor. Si desea lograrlos todos, no trate el yoga como una forma de reafirmar los glúteos o un radiador estomacal (pero, por supuesto, puede hacerlo porque funciona).

2. Respetar no solo la salud física sino también la mental.

Dependiendo del estilo que elijas, el yoga puede ser un ejercicio cardio-aeróbico muy exigente (como Ashtanga yoga o Vinyasa) o una sesión relajante-relajante (como Yin Yoga o Yoga Kundalini). El yoga, sin embargo, es algo más, porque con ella comenzarás a descubrir tu espiritualidad y las posibilidades de tu propia mente.

3. ¡Sé persistente!

Especialmente en los primeros días o semanas puede ser difícil. El yoga para principiantes también es una aventura con dolor, y algunas asanas pueden permanecer fuera de su alcance durante mucho tiempo. ¡Al hacerlo, te darás cuenta de que antes no tenías idea de la existencia de algunos músculos! Sea paciente, porque como con muchas cosas buenas, lleva tiempo alcanzarlas. La madurez, la disposición y la persistencia le ayudarán a lograr los resultados deseados.

4. Encuentra un profesor con el que estarás transmitiendo en las mismas ondas.

Al comenzar tu práctica, date tiempo para encontrar el lugar adecuado y las personas adecuadas. Visite varios lugares, compare ofertas y vea qué es lo más adecuado para usted: intente encontrar algo que le convenga. También puede optar por tomar cursos en línea o DVD. Basia Lipska Larsen es una maestra con mucha experiencia, reconocida en el mundo del yoga, pero si le gusta aprender con ella, puede consultar las lecciones en video gratuitas disponibles en el canal de YouTube. . De la misma forma también puedes consultar otros estudios y profesores.

5. No cambiar a los maestros como guantes

Si toma la decisión correcta (y creo que lo hará), quédese con él durante al menos unos meses. Esto es extremadamente importante porque le permitirá comprender el estilo, el vocabulario y afectará su desarrollo todos los días. Esto se aplicará no solo a la confianza, que es una parte integral de la práctica, sino también para ayudarlo a superar las limitaciones.

6. Comienza a reinventar

Solo después de un comienzo exitoso y una práctica de medio año, felicítese y establezca nuevos desafíos. Siempre habrá asanas que harán que tu ego regrese a la tierra. Después de ese tiempo, intente encontrar nuevos maestros, talleres y viajes que lleven su aventura de yoga al siguiente nivel.

7. preguntar

Siempre que haya dudas, consulte a su profesor. No vacile durante dos semanas: “¿Es seguro que mi asana se está haciendo correctamente?”, Simplemente siga el famoso dicho “Quien pregunta no va mal”. Esto le permitirá evitar errores, lesiones y proporcionar un vínculo y una sensación de apoyo.

8. Consiéntete con un enfoque holístico.

El yoga tres veces por semana es un gran comienzo, pero si realmente estás buscando un cambio, debes verlo desde una perspectiva más amplia. Junto con la práctica, su enfoque hacia la nutrición evoluciona y las horas que pasa frente al televisor resultarán ser una pérdida de tiempo. Con la dedicación y la atención adecuadas, el yoga brindará a su vida la codiciada estabilidad y la disposición para actuar, simplemente una nueva calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here